FRASES DE UN LOCO

ENTRE EL TIEMPO Y LA ETERNIDAD
paypal
Para realizar el pago vía Paypal de forma rápida y segura usando tarjeta de crédito, por favor oprimir el botón de compra. Nuestros libros serán enviados a vuelta de correo únicamente en USA y Puerto Rico. Preparación y envio se toma una semana.


ebooks
MUY PRONTO (Formato Digital)


chekes
Puede realizar su orden utilizando la forma de pago de Money Order o Giro Postal, favor oprimir el boton de compra.


C
nunca-dejes-sonar
mujer-fuerza-sutileza
Si deseas adquirir otros libros del Apóstol Rubén Hernández, favor de elejir oprimiendo en las respectivas caratulas!

Comentarios

"Frases de un Loco", son frases que buscan dar cauce a todo un raudal de sentimientos, inquietudes, pasiones y añoranzas. Como cuando un niño mira asombrado la magnitud del firmamento y extiende sus brazos, pretendiendo alcanzar las estrellas y abrazar la luna.

Son frases para pensar, para reír, llorar, soñar y embriagarse. Frases de amor, angustias, alegrías y tristezas, de triunfos y derrotas, temura, melancolía, gratitud, frustración; en fin, ¡yo que sé! Son frases de un loco, y sería una locura, tratar de explicar la niebla en el alma enamorada y desnuda de este autor.

Dicen que los locos se entienden entre ellos mismos, ¡pues yo que sé! Tal vez los cuerdos sean locos disfrazados y los locos sean cuerdos sin caretas.

Una cosa es cierta, en cada una de estas frases está plasmada la nota oscilante entre los acordes del tiempo y la eternidad.

Un Amigo de "El Loco"


Rubén Hernández, ha viajado extensamente a nivel internacional, compartiendo sus mensajes y conferencias en convenciones, congresos, campamentos y campañas. Su estilo jocoso y dinámico le ha ganado el favor y admiración de miles de personas, en muchas naciones.

Es autor de tres libros más: "Herido, pero aún Caminando", "Nunca dejes de Soñar", "Mujer, Fuerza y Sutileza". Estos han sido fuente de inspiración, consuelo y restauración a miles de personas en muchas naciones. Actualmente vive en la Florida, Estados Unidos, junto a su esposa, Brunilda y su hija Olga.